JUEZ QUE PERMITE DECLARACIONES DE SUSPECTOS MADRE EN JUICIO

(Beaver Dam) Los detalles que rodearon el juicio de un hombre de Beaver Dam acusado de asesinar a su ex esposa fueron discutidos ayer durante una audiencia de moción (lunes). Ulisses Medina Espinosa compareció ante el tribunal junto con sus abogados, quienes argumentaron en contra de varias mociones presentadas por el fiscal de distrito Kurt Klomberg.

El fiscal de distrito llamó al oficial de policía de Beaver Dam, Meagan Scott, quien fue uno de los primeros en la escena, para testificar. Scott dijo que observó a la madre del acusado gritar y le preguntó si sabía dónde estaba ubicada la pistola. En respuesta, Scott dijo que la madre repetidamente le dijo “la mató”. Klomberg busca que Scott testifique sobre el encuentro en el juicio, citando que la información brindada por la madre no tiene la intención de ayudar a los fiscales, sino más bien resolver situación de emergencia. El abogado de Medina Espinosa no está de acuerdo, diciendo que la respuesta de la madre no fue la respuesta a la pregunta que planteó el oficial. El juez Steven Bauer dictaminó que el comentario fue una declaración emocionante y es admisible. Bauer también dictaminó que la mayoría de la llamada al 911 realizada por la madre de Medina Espinosa podría ser ingresada.

Klomberg también argumentó para ingresar evidencia relacionada con el vehículo de Medina Espinosa, que estaba ubicado en la escena del crimen. El fiscal de distrito dijo que en el interior se encontraban cientos de rondas de municiones y varias armas. Klomberg también dijo que algunas de las municiones encontradas coincidían con el arma homicida. La defensa dice que eso podría crear un prejuicio injusto para su cliente porque el jurado podría ver al acusado como una “cita”.

Medina Espinosa enfrenta un cargo de delito grave de homicidio intencional de primer grado en la muerte de Stacia Hollinshead de Sycamore, Illinois. Hollinshead fue asesinado a tiros en marzo dentro de una casa en East Third Street en Beaver Dam. El cargo de homicidio conlleva una sentencia de cadena perpetua, si el de 32 años es condenado. El juicio está programado para comenzar el 10 de febrero.