ES HORA DE PARAR EL COMER TARDE EN LA NOCHE

21 julio, 2018

Si bien a menudo escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día, una nueva investigación sugiere que debemos tener en cuenta la importancia de cuando cenamos.

En un nuevo estudio publicado en “The International Journal of Cancer”, los investigadores notaron que comer a altas horas de la noche se asocia con múltiples problemas de salud, incluido el riesgo de cáncer, informa el Dr. Michael Macintyre de la Unidad Médica de ABC News.

“Sabemos que el cáncer de mama y de próstata es muy común y el más relacionado al turno de trabajo y la interrupción del sueño”, dijo a ABC News el Dr. Manolis Kogevinas, autor principal del estudio. “Sabemos por estudios experimentales que el momento de la dieta es importante para la salud”.

La relación más importante, según el estudio, es entre el momento en que las personas cenan y cuando se duermen y cómo eso afecta su riesgo de cáncer de mama y próstata. Estos dos tipos de cáncer son más comunes en las personas que comen justo antes de acostarse, en comparación con aquellos que dejan al menos dos horas entre la cena y la hora de dormir.

Los investigadores encontraron que el riesgo de desarrollar cáncer disminuye cuando hay un período largo entre el momento en que la persona cena y la hora en que va a dormir.

Los hombres que informaron haber cenado al menos dos horas antes de acostarse tuvieron una disminución del 26% en el cáncer de próstata en comparación con aquellos que comen inmediatamente antes de acostarse; y para las mujeres, una disminución del 16% en el cáncer de mama.

Además, las personas que cenaron antes de las 9:00 p.m. tuvieron una disminución del 25% en el cáncer de próstata y una disminución del 15% en el cáncer de mama en comparación con las personas que cenaron después de las 10:00 p.m.

Dependiendo de si una persona tiene una preferencia natural por las actividades de la mañana o de la tarde, también influye en el riesgo de cáncer. La disminución del riesgo de cáncer con la cena temprana fue aún más pronunciada en las “personas que llevan a cabo actividades en la mañana” en comparación con las “personas que llevan a cabo sus actividades en la noche”.